Blanca, novia entre algondones.

Este post lo escribe Blanca, una novia mimoki muy especial. No sólo por ser una súper mimoki girl con la que creamos nuevos diseños que pasea de boda de boda, sino porque ella es autenticamente genial.

Nos entendemos genial y siempre encarga sus mimokis con confianza ciega dejándonos hacer diseños que a veces se prueba el mismo día de la boda. Y tengo un buen archivo de fotos de Blanca y todos los mimokis que ha lucido desde que se hizo el primero en mi casa cuando empecé a hacer tocados a mis amigas.

Ahora empieza un proyecto que hoy os puedo descubrir y que me encantaría que estuviera presente en todas las bodas. Dr Livingstone Si quiero

Ana María!

Te escribo para darte las gracias por todo el cariño y dedicación que Mimoki puso en el día de mi boda. Mi madre y mi hermana estaban espectaculares con sus pamelas. Me rechifló también la de mi cuñada Celia cuando la vi desde el altar; y ya en el aperitivo identifiqué unos cuantos más que me encantaron. Nos lo llenasteis todo de color y glamour!

Pero sobre todo gracias por prepararme el mejor y más especial tocado que he llevado nunca. No podías haber acertado más. Iba perfecto con el vestido, con la mantilla y sin ella. Era exactamente la pieza que había imaginado que llevaría ese día y, a la vez, conseguiste sorprenderme. Miro las fotos y me flipa desde todas las ópticas. A todo el mundo le encantó y más de uno quiso comprobar con sus propias manos si eran algodones de verdad.

Aparte de eso, te cuento que he empezado un nuevo proyecto, llamado Dr. Livingstone, sí quiero. Consiste en ofrecer a quien lo quiera la historia de su boda. Para que siempre puedan guardar los recuerdos de las cosas que pensaron o dijeron o sintieron ese día, o los meses que estuvieron preparándolo. Para acompañar las imágenes de historias. Para que tengan una boda de cuento y puedan leerlo siempre que quieran.

Pensando en mi boda y en cómo la escribiría me di cuenta de que no sólo contaría que la novia iba de Navascués, con la espalda abierta y encaje cruzado en pico, que el vestido era de mikado con manga francesa y que tenía una cola mucho más larga de lo que pensé inicialmente. Contaría eso, pero también todo lo que nos reímos la mañana que estuvimos las cuatro en el taller probándome cosas en la cabeza.

Así que pensando en ello me planteé cuáles son las cosas que realmente quiero recordar de mi boda. O aún mejor, cuáles son las cosas de las que me olvidaré y ninguna foto ni video me recordará. Algo que alguien me dijo, alguna anécdota libre de cámaras, algún secretillo que descubrimos más tarde. Un tío contándote algo de cuando eras niña. Algo que pensaras justo antes del sí, quiero…

Y así surge esta idea que es Dr. Livingston. Un “fotógrafo” presencial en tu boda sin cámara que capture esos momentos para transcribirlos con ingenio y así tener el mejor recuerdo de tu boda “off the record”

Y como para muestra, un botón, aquí te dejo el enlace a la historia de mi boda, que completa, desde otra óptica, todo lo que te acabo de contar.

Dr. Livingstone Si quiero  “

 

la-foto-3 la-foto-2-1 la-foto-1-1 destacada BR-110415-34-951x634 BR-110415-33-951x634 BR-110415-32-951x634 BR-110415-31-951x1427 BR-110415-30-951x1427 BR-110415-29-951x679 BR-110415-28-951x634 BR-110415-26-951x634 BR-110415-25-951x634 BR-110415-21-951x634 BR-110415-20-951x1427 BR-110415-19-951x635 BR-110415-18-951x635 BR-110415-16-951x1425 BR-110415-13-951x1425 BR-110415-10-1-951x635 BR-110415-7-951x1425 BR-110415-4-951x635 BR-110415-2-951x635 BR-110415-1-951x635

Todas las fotos son de Elisa Abión (686 574 027) & Dos más en la mesa

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario